ıllı Internet y Tecnologías de la Información (2018)

internet, Hosting, dominios, seo, antivirus, banco de imágenes, páginas web, tiendas online

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Internet y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

ıllı Subasta de un dólar : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.

videos internet

salud  ıllı Subasta de un dólar : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.  


Un subastador ofrece en subasta un billete de un dólar con las próximas condiciones:



  1. El dólar se entregará a aquel que ofrezca el valor más alto, debiendo este comprador abonar la puja que haya efectuado.
  2. El demandante que ofreció el coste de manera inmediata inferior debe asimismo abonar la puja realizada, sin conseguir nada a cambio de este pago.

Suponga que el juego comienza con uno de los jugadores ofertando 1 centavo, con lo que espera conseguir un beneficio de noventa y nueve centavos. De manera inmediata va a ser superado por un minuto jugador que ofrezca dos centavos, en tanto que el beneficio de noventa y ocho centavos va a ser del mismo modo deseable. Uno y otro van incrementando las pujas y reduciendo el beneficio hasta el momento en que la subasta llega a noventa y nueve centavos. Suponiendo que un jugador haya pujado por noventa y ocho centavos y otro por noventa y nueve, el primero tiene ahora la ocasión de pujar por un dólar, lo que suprimiría su beneficio, o bien perder noventa y ocho centavos. Ahora el jugador con la puja de noventa y nueve centavos está en un dilema:



  1. Puede pujar por 1 dólar y 1 centavo, ganado la subasta de un dólar mas perdiendo 1 centavo.
  2. Puede dejar las cosas como están y perder noventa y nueve centavos.

En ensayos reales, al llegar a este punto los 2 jugadores proseguían pujando con el único beneficio de limitar sus pérdidas.


El juego realmente no tiene ningún equilibrio, puesto que 2 jugadores racionales en este juego en teoría pueden perder su dinero en beneficio del subastador. Los dos jugadores van a perder dinero, mas el ganador va a perder cerca de noventa y nueve centavos menos que el perdedor. Puestas en práctica anecdóticas de este juego efectuado en salones de clase han terminado solamente en el momento en que una de las partes perdió su dinero o bien cuando ha intervenido el maestro.


Han sido propuestos modelos cooperativos merced a los que la subasta de un dólar prueba ser ventajosa para los jugadores y perjudicial para el subastador. Si las dos partes que pujan por el dólar acuerdan una colaboración, 2 pueden juntarse y ofrecer 2 centavos por el dólar, con lo que cada uno de ellos se favorecerá con cuarenta y nueve centavos. No obstante, esto deja de lado el hecho de que la subasta en cuestión es pública. Si bien el final del juego incluye solo a 2 compradores, antes que el coste llegue a noventa y ocho centavos un tercer comprador se puede sentir atraído por la subasta.


Para eludir la guerra de pujas, uno puede ofrecer noventa y nueve centavos más que la propuesta precedente, suprimiendo la posibilidad de que cualquier otra propuesta ofreciera un beneficio neto más alto (o bien una pérdida menor). Por servirnos de un ejemplo, si el comprador 1 ofrece 'x’ centavos, entonces el comprador dos tendrá que ofrecer x+99. Si el comprador 1 planteara un costo de x+99+1 centavos, estaría an la situación de abonar x+99+1 centavos por el coste de un dólar, o bien en la situación d perder x centavos. Nótese que se trata del valor que corresponde asimismo al en caso de que no hubiera aumentado su precedente propuesta. Un caso singular nos enseña al primer comprador que plantea noventa y nueve centavos. En una situación como esta, el segundo comprador no va a ofrecer una nueva propuesta, puesto que no tiene ningún potencial para producir beneficio. El primer jugador gana 1 centavo en beneficios y el segundo no va a pagar nada y no va a ganar nada.


La subasta de un dólar es utilizada con cierta frecuencia como ejemplo fácil de la irracional escalada de compromisos. Al finalizar el juego, si bien los dos jugadores van a perder dinero, proseguirán planteando costes más altos mucho alén del punto en que la diferencia de un dólar entre las pérdidad del ganador y del perdedor sean abominables. Los dos van a estar impulsados a plantear costos más altos en virtud de su inversión ya efectuada y en razón asimismo de su ego.


La subasta de un dólar es utilizada a veces para rebatir los cálculos de valor aguardado. La predisposición habitual mostrara que a un costo propuesto de noventa y nueve centavos y un segundo coste propuesto de noventa y ocho centavos, la puesta en práctica de los cálculos de probabilidad impondrá que se postule un coste más alto, con base en las aparentes opciones alternativas de:



  • Perder noventa y ocho centavos
  • Ganar un dólar y perder un dólar

Sin embargo, debe apreciarse que este cálculo de valor aguardado no está adecuadamente efectuado. El auténtico valor aguardado de una nueva postura no es cero centavos, dada la naturaleza continua del juego. El valor de la postura es realmente cero centavos multiplicado por la probabilidad de que el segundo jugador se retire en ese punto más el valor de menos 2 centavos multiplicado por la probabilidad de que el otro jugador se dé por vencido en la próxima postura, y esto repetido en forma inacabable, generándose una serie infinita que señala pérdida ilimitada.


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es   Internet y Tecnologias 

Está aquí: Inicio > [ INTERNET ] > ıllı Subasta de un dólar : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas