ıllı Internet y Tecnologías de la Información (2018)

internet, Hosting, dominios, seo, antivirus, banco de imágenes, páginas web, tiendas online

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Internet y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

ıllı Juego de confianza : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.

videos internet

salud  ıllı Juego de confianza : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.  


El Juego de la confianza pertenece a la Teoría de Juegos, que pretende estudiar interactúes en estructuras formalizadas de incentivos. Berg, Dickhaut y McCabe (mil novecientos noventa y cinco) y previamente Camerer y Weigelt (mil novecientos ochenta y ocho) inventaron un fácil juego para medir la confianza. El juego consta de 2 etapas y hay 2 jugadores (inversor y adjudicatario). En la primera etapa, el inversor tiene X unidades monetarias y debe decidir qué parte trasfiere o bien presta al adjudicatario. Imaginemos que presta T, sosteniendo por consiguiente X - T. En la segunda etapa, la inversión de T produce un retorno con una tasa (1 + r), transformándose por consiguiente en (1 + r)·T unidades monetarias. Entonces el adjudicatario debe decidir cuánto 'devuelve' al inversor de esta nueva cantidad (1 + r)·T. Imaginemos que retiene Y, devolviendo por lo tanto (1 + r)·T - Y. El juego acaba entonces, siendo los pagos totales Y para el adjudicatario y (X - T) + (1 + r)·T - Y para el inversor, o sea, X - Y + r·T. La confianza del inversor en este juego es la expectativa de que otra persona responderá positiva o bien espléndidamente. La confianza es peligrosa pues el inversor seguramente se arrepentirá de haber confiado si no consigue mucho. En este sentido, T es una medida aproximada de la confianza, al tiempo que la cantidad devuelta (1 + r)·T - Y mide la fiabilidad. Para probar si la gente está presta a sacrificar una situación de confort (segura) la fiabilidad debe ir a la contra del interés del adjudicatario y requiere que la confianza sea pura, esto es, se debe arriesgar.


Las predicciones de la Teoría de Juegos dependen de los presuntos que se hagan sobre las preferencias y la racionalidad de los jugadores. Si estos procuran aumentar al máximo sus ganancias monetarias, una hipótesis frecuente en la Teoría de Juegos, el adjudicatario jamás devolvería nada, reteniendo en consecuencia una cantidad Y = (1 + r)·T. Adelantando esto, un inversor ególatra debería sostener el dinero en vez de invertirlo. En suma, el inversor ganaría X y el adjudicatario 0. Obsérvese que el juego tiene un peligro ética o bien acción oculta que no puede garantizarse contractualmente, puesto que el adjudicatario no tiene obligación alguna de devolver dinero; relacionado con otro juego tradicional de la Economía Experimental, el adjudicatario juega un juego del dictador cuya cantidad asignada fue determinada por la trasferencia del inversor.


Berg, Dickhaut y McCabe (mil novecientos noventa y cinco) testaron experimentalmente las predicciones citadas de la Teoría de Juegos, con una cantidad inicial X = diez y una tasa de retorno r = dos. Los resultados contrarían las predicciones teóricas, puesto que el inversor promedio prestó alrededor del cincuenta por ciento de la dotación inicial, al tiempo que la cantidad devuelta fue en promedio de más o menos noventa y cinco por ciento de lo invertido, con una enorme dispersión.


El juego de la confianza lo podemos ligar con la hipótesis del Homo Economicus, que pronostica que las resoluciones de invertir o bien devolver se fundamentarán en un puro egoísmo en el que no va a importar el bienestar material del resto, ni su opinión, ni va a hacer comparaciones con estos. Entonces, el inversor va a decidir desde un primer instante no invertir y terminaría ahí el juego. Con este juego se puede por consiguiente discutir esta hipótesis y nos puede permitir distinguir entre diferentes géneros de individuos en función de sus preferencias sociales.


Cuando el juego se representa en forma de árbol, A debe decidir entre confiar en B o bien no confiar en B. Si confía en B, B puede decidir honrar la confianza de A o bien abusar de la confianza de A.


El juego empieza con el jugador A, decidiendo si confiar o bien no en B. Si el jugador A no confía en B, el juego se acaba y los dos jugadores consiguen una utilidad de 0. Al contrario si el jugador A decide confiar en B, B puede honrar la confianza de A, o sea, no traicionarle o bien traicionar al jugador A y abusar de su confianza.


Si el jugador B decide honrar la confianza del jugador A, los dos conseguirían una utilidad de diez. Si por contra, el jugador B decide abusar de la confianza de A, el Jugador A conseguiría una utilidad de -cinco y el jugador B conseguiría una utilidad de quince.


Analizando este juego, lo más probable es que A no deposite su confianza en B y se acabe el juego, consiguiendo los dos jugadores una utilidad de 0.


Por inducción cara atrás, el perfecto equilibrio en subjuegos sería (0,0).


Representación del juego en forma de matriz:

Jugador A/ Jugador BHonrar la confianza de AAbusar de la confianza de AConfiar en B(10;10)(-5;15)No confiar en B(0;0)(0;0)

Este juego asimismo se puede representar como un problema del preso.


En este caso, A debe decidir entre confiar o bien no en B. Si A decide confiar en B, B debe decidir entre confiar o bien no confiar en A. Si B confía en A, los dos consiguen una utilidad de diez. Si B no confía en A, B consigue una utilidad de -cinco y A una utilidad de quince. Al contrario, si A no confía en B, B debe regresar a decidir entre confiar o bien no en A. Si confía en A, B consigue una utilidad de quince y A de -cinco. Si B no confía en A, la utilidad para los dos sería de 0.


Este caso es diferente al precedente, no se trata de un juego donde uno deposita la confianza en otro y el otro decide si honrar la confianza o bien no. En un caso así la confianza se da si los dos confían y depositan su confianza en el otro. El resultado final va a ser que ninguno de los 2 confiará en el otro.


Cuando el juego de la confianza se repite un número infinito de veces, A y B no saben cuál va a ser el instante final, resulta más probable que los dos decidan confiar en el otro por temor a lo que el otro pueda seleccionar.


Aquí entra en juego el término “tit for tat”, o sea, la colaboración entre extraños (confianza) aparece cuando los dos han confiado en el otro múltiples veces. Este término fue incluido en la teoría de juegos por Axelrod.


Cuando se repite el juego, los jugadores saben que aguardar el otro y de esta forma valoran si proseguir con la estrategia “tit for tat o bien mudar de estrategia cuando el otro deja de honrar la confianza.


Nota: en el link aparece la representación en forma de árbol.


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es   Internet y Tecnologias 

Está aquí: Inicio > [ INTERNET ] > ıllı Juego de confianza : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas