ıllı Internet y Tecnologías de la Información (2018)

internet, Hosting, dominios, seo, antivirus, banco de imágenes, páginas web, tiendas online

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Internet y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

ıllı El Vigía, Diario Marítimo Español : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.

videos internet

salud  ıllı El Vigía, Diario Marítimo Español : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.  


El Vigía, decano de la prensa del transporte y la logística, es una publicación diaria de información marítima, aparecida en mil ochocientos noventa y cinco, editada en Barna hasta el verano del dos mil diez, en que su último dueño decide convertirlo en un sitio para complementar la información de transporte, logística y también infraestructuras que efectuaba en un semanario en papel comenzado en el año dos mil cinco. En los últimos tiempos, se halla inmerso en una profunda crisis con impagos a la Hacienda, Seguridad Social, distribuidores y empleados. A raíz de esta coyuntura económica y financiera, la compañía editora de El Vigía, Publicaciones de los Puertos de España, S.L., entró a fines de dos mil diecisiete en concurso de acreedores preciso.


Fundado por Julián Amich Bert, cronista, escritor y marino mercante, aceptó la dirección del diario hasta su muerte en mil novecientos sesenta y ocho. La razón de ser de la publicación era informar muy puntualmente de las incidencias y novedades del transporte marítimo y que esta tuviese una periodicidad diaria para reflejar con esa asiduidad la actualidad marítima de España, y particularmente la generada por el movimiento portuario barcelonés.


Fue el primer diario creado en España tras la guerra civil española y esta concesión (un privilegio en el régimen franquista de la temporada, en tanto que hasta la década de los sesenta, con el ministro Fraga, no se creó otro diario en España) se debió a la presión y el interés mostrado por los armadores, consignatarios y otros operadores portuarios situados en Barna, en contar con de un medio eficiente para informar del suceder diario del transporte marítimo. En esta reivindicación se contó con el apoyo implícito de la entonces Cámara de Comercio y Navegación de Barna, y de su secretario, Félix Escalas, interesados en contar con de un medio en donde poder reflejar una información objetiva, empresarial y diaria del movimiento de navíos y el anuncio de salidas y llegadas previstas del puerto de Barna, de cara asegurar fletes, avisar incidencias, y reflejar unas partes de empresas aseguradoras.


Con el tiempo este propósito fue ampliándose para otros puertos españoles, eminentemente con el delpuerto de Tarragona. El Vigía era la versión de España de diarios que se publicaban en otros puertos europeos, como el Opperatori Marittimi de Génova, o bien el Journal de Marsella.


Los 2 primeros directivos del diario, aceptaron además el papel de editores de la publicación (PEVSA - Publicaciones El Vigía, sociedad anónima), en un estilo muy sajón de la visión del término de la compañía periodística, y no demasiado bien visto por el stablishment de la prensa de España de la temporada.


Julián Amich Bert, al unísono que editor, marcó la línea del diario hasta su muerte en mil novecientos sesenta y ocho. Fue relevado por el capitán de la marina mercante, Luís Ivars Portabella, que por su parte era asimismo el editor de la publicación, así como su esposa, Vegetación Amich, hija del creador del diario. Los dos relanzaron la editorial a nivel comercial, impulsando otras publicaciones como el Anuario del Puerto de Barna y otras de clase cultural y artístico, sobre todo de pintura y dibujo.


En mil novecientos ochenta y dos los editores-dueños nombran directivo de "El Vigía" al cronista Joan Rosés, que renueva la línea editorial y profesionaliza el diario, como su imagen tipográfica, introduciendo las nuevas tecnologías en la edición del diario y ampliando el contenido informativo en otras áreas vinculadas con el periodismo económico y financiero.


En mil novecientos ochenta y cinco acepta la dirección del periódico Angel Joaniquet Ortega, cronista, articulista jefe del diario a lo largo de la dirección de Rosés. En este periodo se afianza la renovación tecnológica y se amplían las secciones vinculadas con los temas relacionados con el transporte marítimo, el comercio internacional, la logística y el transporte multimodal y se abre a la información de la actividad náutica recreativa, debido la enorme vinculación de muchos empresarios del campo marítimo con este deporte.


Durante su dirección hay un cambio de propiedad de la editora, y entra como nuevo editor (enero mil novecientos ochenta y siete) el economista Josep Jové Novell, representante de los nuevos accionistas, que se vincula a la publicación como gerente de la editora. Tras su muerte, repentina (septiembre mil novecientos ochenta y nueve), es reemplazado por José Antonio Perallón, que acepta a lo largo del periodo mil novecientos ochenta y nueve a mil novecientos noventa y tres la figura de editor de la compañía PEVSA.


A causa de las discrepancias entre el conjunto de accionistas de la compañía, en de qué forma enfocar el negocio periodístico, esta entra en crisis empresarial, lo que fuerza, en el mes de agosto de mil novecientos noventa y cuatro, a su cierre patronal.


Dos años después, Dalmau Codina, salva la cabecera del diario y reinicia la publicación del diario. En el mes de agosto de dos mil diez, la publicación diaria desaparece para pasar a formato digital, aunque, se sostiene el semanario en papel empezado en el año dos mil cinco y de tirada estatal. La publicación se halla inmersa en serios problemas económicos en los últimos tiempos, con deudas a la Seguridad Social y a la Hacienda. Todo ello ha desembocado en retrasos y también impagos a distribuidores y asimismo al personal de El Vigía. En nuestros días, sostienen disputas judiciales la mayoría de los empleados de la publicación contra el editor Dalmau Codina y las distintas sociedades encabezadas por este con las que procura sortear los diferentes embargos de las administraciones públicas.


En la celebración del número diez del diario "El Vigía", editado el Jueves, veintiocho de noviembre de mil novecientos noventa y uno, se recuerda como "el día de hoy editamos el número diez de "El Vigía" de su tercera temporada", señalando que la historia de "El Vigía" se remonta a mil ochocientos noventa y cinco, cuando el dieciseis de junio de aquel año sale un semanario con esta cabecera en la Barceloneta, distrito portuario de Barna. Tras un intervalo de veinte años de inactividad, se genera una segunda temporada cuando Julián Amich funda en mil novecientos treinta y dos el "Folleto Marítimo y Mercantil". Su tercera temporada, brotó tras la postguerra, al refundar el propio Amich, en mil novecientos cincuenta y cinco aquel folleto, adoptando el nombre de "El Vigía.Folleto de Navegación, Comercio, de periodicidad diaria".


Pero el precedente más viejo de una publicación con cabecera "El Vigía" se remonta por año mil ochocientos nueve, cuando se creó en Cádiz un diario de viso antinapoleónico y liberal, que usó este nombre, y fue el órgano de prensa de un conjunto de miembros del Congreso de los Diputados radicales que participaron en la redacción de la Constitución de mil ochocientos doce.


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es   Internet y Tecnologias 

Está aquí: Inicio > [ INTERNET ] > ıllı El Vigía, Diario Marítimo Español : que es, definición y significado, descargar videos y fotos.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas