ıllı Internet y Tecnologías de la Información (2018)

internet, Hosting, dominios, seo, antivirus, banco de imágenes, páginas web, tiendas online

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Internet y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

ıllı Kawaii wiki: info, historia y vídeos

videos internet

salud  Kawaii 


wikiUn Boeing setecientos cuarenta y siete de All Nippon Airways decorado con distintas criaturas de la serie Pokémon.

Kawaii(???,''Kawaii''?) es un adjetivo del idioma nipón que puede ser traducido al de España como 'lindo' o bien 'tierno'. Este término ha tenido cabida en la cultura popular nipona, en la diversión, en la moda, en el alimento, juguetes, apariencia, conducta y hábitos personales.


Los nipones usan la ternura en una enorme pluralidad de casos y situaciones en donde, en otras etnias, pueden ser considerados incoherentemente infantiles o bien frívolos (por poner un ejemplo, en publicaciones gubernativos, en avisos del servicio público, en un entorno de negocios, en la publicidad militar, en medios de transporte, entre otros muchos).

Escritura de la palabra kawaii (de arriba abajo): en kanji, en hiragana y en katakana.

La palabra kawaii es escrita con 2 kanjis: ?, que se lee ka conforme la lectura on'yomi y cuyo significado es 'tolerable', 'pasable' o bien 'posible'; y ?, que se lee ai conforme la lectura on'yomi y cuyo significado es 'amor'. Al unir los dos ideogramas, la lectura del segundo kanji cambia a wai para eludir el efecto fonético de vocalizar 2 aes seguidas (ka-ai), sonido que no es común en el idioma nipón. El último carácter es el carácter hiragana? (i), que hace distinción a uno de los 2 géneros de desinencia de los adjetivos nipones (adjetivos terminados en ? y adjetivos terminados en ?).


También el término ??? tiene una lectura opción alternativa, mas obsoleta y anticuada, kawayui. De igual forma existen palabras en nipón que se derivan de la voz kawaii: kawairashii(?????,'kawairashii'?), un adjetivo que se puede traducir como 'adorable' o bien 'dulce'; kawaigaru(????,'kawaigaru'?), un verbo que se traduce como 'enamorarse' o bien 'encantarse' o bien kawaige(???,'kawaige'?), una palabra que describe el “encanto de un pequeño inocente”.


En el nipón viejo se describía la ternura con el término utsukushi(??,'utsukushi'?) que tiene exactamente el mismo significado que la palabra kawaii.


Anteriormente, el término kawaii se utilizaba solo para describir la ternura de un bebé o bien de un animal, cosas que son consideradas como “auténticamente kawaii”. Mas, en nuestros días, el empleo se ha ampliado a cualquier género de cosas. El fenómeno de lo kawaii se presentó por vez primera a lo largo de la década de mil novecientos sesenta con la aparición de juguetes en forma de animales de peluche. Cara mil novecientos sesenta y siete, apareció en el mercado nipón la muñeca Rika-chan, cuya apariencia tierna captaba la atención de las pequeñas.


El término empezó a tener aceptación entre los adultos a lo largo de la década de mil novecientos ochenta. Previamente, la regla social en el país nipón entre los adultos era ser y actuar de forma madura, para enfocarse en la productividad económica del país. Cuando el país nipón alcanzó la cima de tal objetivo, la presión social de actuar con madurez dejó de tener efecto. Las mujeres fueron las que utilizaron el término por vez primera de forma limitada para referirse a cualquier cosa bonita.


Los adultos empezaron a desmelenarse con el término kawaii con la aparición de los nameneko en la década de 1980: Un fenómeno que mostraba a gatos vestidos como vándalos bosozoku (banda de motociclistas, en general adolescentes mayores, que viajan por las carreteras ignorando las reglas de tránsito). Debido a que muchas mujeres consideraban a los bosozoku como atractivos, y a la asociación de los gatos, el fenómeno nameneko produjo un sentimiento común de ternura y graciosidad. Poquito a poco los varones asimismo empezaron a emplear dicho término en una situación afín.


Hacia mil novecientos ochenta y tres y mil novecientos ochenta y cuatro, la esencia de lo kawaii empezó a tener mayor aceptación. Gacetas femeninas, y después gacetas masculinas, se enfocaron en resaltar el papel del varón que debía aceptar lo que su pareja deseaba. Eso implicaba que el hombre debía estimar que todo lo kawaii era esencial. Entre las mujeres jóvenes universitarias y recién empleadas era común que se expresasen con 3 oraciones en boga: ¡Empleo!( ??!,'¡Empleo!'? '¡No puede ser!'), ¿Honto?( ????,'¿Honto?'? '¿De veras?') y ¡Kawaii!(????!,'¡Kawaii!'?). Eran conocidas humorísticamente como las san-go-zoku(???,'san-go-zoku'? “fanáticas de las 3 palabras”). La cotidianidad de la palabra ¡Kawaii! llegó a un extremo en que una universidad femenina en Tokyo procuró prohibir el empleo de la palabra en el campus.

Pabellón con mercadería de Sanrio en la villa de Madrid. Hello Kitty se ha transformado en un icono de lo kawaii en el país nipón y en múltiples países del planeta.

También a lo largo de la década de mil novecientos ochenta brotó uno de los primordiales iconos de lo kawaii: Hello Kitty. Perteneciente a la compañía Sanrio, era una pequeña gata que había sido creada originalmente en mil novecientos setenta y cuatro, apareciendo en distintos productos para pequeñas desde mil novecientos setenta y cinco, y que había tenido una fugaz popularidad que duró hasta mil novecientos setenta y siete. La primordial razón de su caída era que siempre y en todo momento aparecía con exactamente la misma postura: de frente, con el cuerpo cara los 2 lados, las piernas de lado y precisada con líneas gruesas. Cara mil novecientos ochenta fue reinventada mudando su diseño, con la ayuda de las sugerencias de las pequeñas y chicas que eran las primordiales clientes del servicio. Se la dibujó sin las líneas gruesas para darle un aspecto más suave y se le varió su postura. Cara mil novecientos ochenta y cinco, Hello Kitty apareció abrazando a un oso de peluche y ocasionó un enorme éxito. En los años siguientes los clientes del servicio demandaron un aspecto más maduro a la gata, apareciendo una versión en tonos blanco y negro y también señalando que las entusiastas de Hello Kitty proseguían siendo fieles transcurrido el tiempo.


A partir de la experiencia de Hello Kitty, lo kawaii adquirió una connotación comercial más resaltable a lo largo del resto de la década de mil novecientos ochenta. Las compañías empiezan a crear productos con diseños que tuviesen en cierta forma un grado de ternura y encanto. No importaba exactamente en qué género de producto, ya fuera en juguetes, aparatos electrónicos o bien inclusive en vehículos. Por servirnos de un ejemplo, en mil novecientos ochenta y siete se lanzó el Nissan Be-1, y tuvo grandes ventas debido a su estética kawaii, con un aspecto curvilíneo.

Wikipe-tan, caracterización de la Wikipedia como una personaje moé.

Hacia la década de mil novecientos noventa, ocurrió un cambio interesante. Las compañías que presentaban productos con peculiaridades kawaii se quedaron sin ideas. Lo kawaii sería retomado por los otaku (entusiastas del anime, los juegos y de los ídolos musicales). Para los otaku, cualquier cosa considerada kawaii era seguida por el público con exactamente las mismas ideas. En la cultura otaku se ha redefinido y se ha ramificado sobre lo que es kawaii. Para una persona común puede estimar alguna cosa como “graciosa”, mas un otaku lo describe como kawaii. No obstante, para algo que generalmente se puede estimar como kawaii (bonito), un otaku lo describe con otro término: moé.


Moe~(??,'Moe~'? asimismo moe o bien moé, literalmente 'brote') describe la alegría que le inspira un personaje animado preferido o bien por los ídolos musicales. Esta alegría le produce un sentimiento de valoración, opuesto al sentimiento de relajación y ternura que causa sobre algo de forma tradicional kawaii. Tal y como su sentido textual, lo moe~ expresa un sentimiento de veneración que “brota desde dentro”.


La percepción de lo kawaii ha tenido en los años más recientes una presencia en todas y cada una de las instancias, inclusive en la gubernativo. En dos mil seis, el Primer ministroShinzo Abe, al aceptar el cargo, describió su visión de el país nipón como “un país hermoso” mediante 4 principios: un país que valora su cultura, tradiciones, medioambiente y también historia; un país que se fundamenta en una sociedad libre que respeta la disciplina y que tiene dignidad; un país que sigue teniendo la vitalidad precisa para medrar cara el futuro; y un país que es digno de confianza, respetado y amado en el planeta, y que prueba capacidad de liderazgo.


El veintiseis de febrero de dos mil nueve, el Ministerio de Temas Exteriores de el país nipón designó a 3 representantes de la cultura popular nipona (una representante de la moda lolita, una representante de la moda de Harajuku y una representante de la moda escolar nipona) como "Embajadoras Kawaii" con el objetivo de exponer al planeta esta tendencia.

Un guardarraíles temporal por obras en Narita (prefectura de Chiba)Una mochila kawaii

En el país nipón, se pueden hallar abundantes objetos y elementos caracterizados como kawaii, desde las grandes compañías hasta las pequeñas tiendas; desde las oficinas gubernativos nacionales hasta las oficinas locales. Distintas compañías, grandes y pequeñas, tienen tiernas mascotas que presentan sus productos y servicios para el público:


La mercadería kawaii es exageradamente popular en el país nipón. Los 2 fabricantes más grandes de dichas mercaderías son Sanrio (fabricantes de Hello Kitty) y San-X (fabricantes de Kogepan, Nyan Nyan Nyanko y Rilakkuma). Este género de productos es triunfante tanto para el público infantil para el adulto.


Una de las aplicaciones más sobresalientes de lo kawaii es en la descripción concreta del sentido de la moda de un individuo, y por norma general incluyen ropa que aparenta ser infantil, o bien ropa que acentúa la ternura de la persona que la visten. Se distinguen (no siempre y en toda circunstancia) ropas con volantes y colores pasteles, y entre los accesorios se incluyen juguetes o bien bolsos con diseños de personajes de anime.


Siendo un fenómeno cultural, el término de kawaii se ha admitido en el país nipón, integrándose como una parte de la cultura nipona y de la identidad nacional. Para los nipones adultos, decir kawaii esto es un término realmente útil. Una palabra práctica que se puede emplear en diferentes situaciones pues su significado tiene muchas aplicaciones: desde producir una opinión simple cara los valores estéticos y por su parte simpatizar con la persona y quererle buena suerte. Para los adultos nipones, la mayor prioridad es que las relaciones personales fluyan bien, y para lograr dicho objetivo, la palabra kawaii es un instrumento perfecto.


Para Tomoyuki Sugiyama, autor de “Cool Japan”, la “ternura” está arraigada en la cultura de armonía y amor en el país nipón. Por su lado, Nobuyoshi Kurita, un maestro de sociología en la Universidad Musashi en Tokyo, declara que la “ternura” es un “término mágico” que entiende cualquier cosa que sea admisible y deseable en el país nipón. Kawaii es una palabra que no tiene lógica, que solo describe que el objeto a estimar es “tierno” y de ello no se espera ninguna objeción. Contrario a cualquiera otra consideración que le de relevancia o bien sentido (por servirnos de un ejemplo, que sea “hermoso”) probablemente produzca alguna objeción o bien contradicción.


Por otra parte existen campos conservadores, incrédulos de la ternura, que estiman que lo kawaii es un síntoma de una mentalidad infantil. Particularmente, Hiroto Murasawa, maestra de belleza y cultura en la Universidad Femenina Shoin de la ciudad de Osaka, declara que la ternura es “una mentalidad que enseña a no valerse por sí mismo… a quienes escogen destacarse cayendo a cántaros”. Asimismo hay críticas sobre la obsesión y exageración de lo kawaii, deformando la real naturaleza de las cosas.


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es   Internet y Tecnologias 

Está aquí: Inicio > [ INTERNET ] > ıllı Kawaii wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas