ıllı Internet y Tecnologías de la Información (2018)

internet, Hosting, dominios, seo, antivirus, banco de imágenes, páginas web, tiendas online

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Internet y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

ıllı Categoría wiki: info, historia y vídeos

videos internet

salud  Categoría 


Crítica de la razón pura

Kant observa que las impresiones de la realidad objetiva provocan en nuestros sentidos la percepción de un material embrollado y bárbaro. A fin de que se puedan entender, deben ordenarse en secuencias temporales (conforme, ya antes, ahora, después) y en esquemas espaciales (conforme las 3 dimensiones). Únicamente tras ese ordenamiento, esas impresiones pueden ser captadas en forma de percepciones o bien apercepciones. Kant establece su tabla de categorías sobre la base de la tabla de juicios, que eran frecuentes en los manuales de lógica de la temporada, y que tienen una función esencial en el conocimiento. Para Kant, las categorías son condiciones que el comprensión requiere para la unidad sintética del pensamiento, puesto que la experiencia es conocimiento por link de percepciones y estos links son ordenados por los conceptos principales a priori que no poseen nada experimental, sino son las condiciones para una experiencia posible. La relevancia de las categorías es capital para el pensamiento kantiano: son el sostén de todo la construcción ideal estructurado en la Crítica.


Las categorías propuestas por Kant son:



  1. de la cantidad: unidad, pluralidad, totalidad.
  2. de la cualidad: realidad, negación, restricción.
  3. de la relación: de la inherencia y subsistencia (substancia y accidente), de la causalidad y dependencia (causa y efecto), de la comunidad (interacción entre el agente y el paciente).
  4. de la modalidad: posibilidad-imposibilidad, existencia-inexistencia, necesidad-contingencia.

A propósito de la relación entre la tabla de juicios y las categorías se ha planteado que "la correspondencia entre estas categorías y los modelos de juicio no es probada en detalle por Kant. Si bien es evidente en el caso del título de la modalidad, es bastante incierta en los otros casos". no obstante las categorías propuestas por Kant han tenido mucha repercusión en autores siguientes.


Con Kant las categorías cambian radicalmente de sentido y pasan a ser entendidas como:



  • Formas puras: Sin contenido experimental, no reflejan ninguna característica de los objetos experimentales. Son estas "formas puras" las condiciones de posibilidad de la constitución del objeto.
  • Formas necesarias: Para conseguir el conocimiento racional y científico. Son condiciones de posibilidad de ese conocimiento.
  • Formas subjetivas: A priori, en tanto que son patrimonio anterior de todo comprensión humano, es decir, de lo que Kant llama el “yo trascendental”.

Con Hegel se opera en otro cambio radical de comprender las categorías. Su situación es riquísima y de grandes influencias siguientes, mas va alén de los postulados que le anteceden. Para entender la relevancia de las categorías en Hegel es esencial entender exactamente en qué instante del libro “La Fenomenología del Espíritu” (FDE, de ahora en adelante) se halla. La FDE está escrito de forma dialéctica, esto es, como viaje, donde ninguna sección llega a una contestación, sino en el camino de la explicación y el razonar fenomenológico, cada contestación que hallamos es transitoria y se vuelve más compleja en la próxima sección.


Las categorías aparecen en el tercer capítulo de la FDE, llamado “La Fuerza y el Entendimiento”, antecedido por “La Certidumbre Sensible” y “La Percepción”. Hegel presenta este capítulo como una contestación directa a Kant, reduciendo las 12 categorías a solo una: la fuerza. Es la fuerza la que opera a través de una ley, siendo esta “el categorizarse del objeto” (o sea, el volverse determinado en sí). Presenta de esta manera la autonomía del objeto para categorizarse y darse forma a sí mismo. Esto es una diferencia radical con Kant, para quien es el comprensión quien le pone una forma al objeto, constituyéndolo a través de la acción de las categorías. En Hegel, no obstante, el interrogante por el objeto nos va a llevar (más adelante en el libro) a su autodeterminación.


Para Hegel, la ley es el determinar en el manifestar, es el modo perfecto (o bien "la manera") de las determinaciones, y las determinaciones son el ser (o bien "el contenido") en lo manifestado.


En la FDE, el primer capítulo (“La Certidumbre Sensible”) establece que el objeto es un “esto” universal. En el segundo capítulo (“La Percepción) lleva el “esto” a la “cosa” de múltiples propiedades, y después a la “coseidad”. El tercer capítulo (“Fuerza y Entendimiento”) muestra la “coseidad” como “fuerza”. La “fuerza” es, entonces, la coseidad determinada (determinándose), donde entonces la fuerza es una parte de un “juego de fuerzas” y estas, por su parte, obedecen a la “ley”. De esta manera, la fuerza y la ley se manifiestan como el fenómeno. La ley es el modo perfecto en que el fenómeno aparece. La fuerza es el qué de lo apareciente. Se puede entender la noción de fuerza con un caso concreto: en la tierra vemos que todos y cada uno de los objetos caen (producto de la fuerza de gravedad), mas la fuerza de gravedad no opera por sí sola, sino activa desde la ley de gravedad (que es la ley que determina su manifestación).


La ley, por su parte, se divide en:



  • La ley quieta.
  • La ley homónima, que es solo diferencia.
  • La ley opuesta que forma la contradicción, tensión y polaridad.

La “contradicción” es el modo perfecto en que la ley determina la manifestación, el aparecer del fenómeno. La capacidad de conocer, o sea, el "comprensión" es un modo de la experiencia que se divide en la explicación y la infinitud. Los dos elementos producen “la razón”, esto es, la coseidad, el determinarse de la cosa.


La unión coseidad-razón es uno de los motivos por lo que a Hegel se acostumbra a incluir en la corriente del idealismo alemán, todavía si su filosofía trasciende la simple noción de que “el pensamiento es el mundo” y su enfoque de categorías va alén del idealismo, encontrando la determinación propia de la razón (la ley que deja al objeto determinarse a sí mismo).


Esta es la lógica mediante la que se puede descubrir el desdoblamiento del espíritu como intersubjetividad, como experiencia particular de cada sujeto.El “espíritu” sería el Absoluto no extendido, no transformado en personalidad. La descripción de la fuerza y la ley como categorías de la razón dejarían al objeto volverse consciente, y serían el paso a la sección “Autoconciencia”, el próximo capítulo de la FDE.


Para conocer las peculiaridades filosóficas de Marx hay que saber qué es la Dialéctica: es una ciencia que trata de las leyes más generales del desarrollo de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento humano. Entonces, sabiendo por adelantado que Marx y Engels eran de corriente materialista; estos hacen la Dialéctica Materialista; que es la estructuración de la Dialéctica sobre la base de la concepción materialista del proceso histórico y del desarrollo del conocimiento, generalizando los procesos reales que ocurren en la naturaleza, en la sociedad y el meditar. En la Dialéctica materialista se hallan las próximas categorías:


Materia


Esta categoría es una de las más esenciales de toda la Dialéctica Materialista, en tanto que caracteriza el materialismo de esta Dialéctica y de su entendimiento va a depender la interpretación del resto categorías. Para su explicación partiremos de la definición que Lenin da en su obra “Materialismo y Empiriocritismo”, del año mil novecientos ocho. Conforme Lenin, materia es la categoría filosófica que sirve para designar la realidad objetiva que es dada al hombre en sus sensaciones y que es copiada, retratada, reflejada por nuestras sensaciones, existiendo independientemente de ellas. De esta definición hay que resaltar su aspecto filosófico, particularmente gnoseológico, y su carácter controvertido en frente de toda forma de idealismo y de agnosticismo.


Movimiento


Es la categoría filosófica que no se restringe únicamente a lo que generalmente se comprende por esa palabra, o sea, el cambio o bien movimiento físico de tipo local, el cambio en la situación o bien sitio que ocupa una realidad. El movimiento es una categoría de tipo filosófico, de forma que entiende todo género de cambio o bien transformación de la realidad objetiva. Desde el simple cambio en la situación o bien movimiento local hasta la transformación de una realidad de forma diferente, hay una gama variada de cambios o bien transformaciones que puedes afectar a una realidad. Todas y cada una esas formas de alteración son movimiento en sentido filosófico.


La visión Dialéctica y materialista de la categoría movimiento demanda resaltar por lo menos los próximos aspectos: el movimiento como propiedad de la materia, es inconveniente del reposo o bien no del movimiento y la cuestión de las distintas formas de movimiento.


Espacio y Tiempo


Desde ahora hay que rehusar la falsa idea de que el espacio y el tiempo sean 2 realidades de carácter absoluto, que existen por sí solas, es decir, con independencia de la materia. Esta concepción viene de la física de Newton y penetro a toda la ciencia tradicional, e inclusive en la concepción rutinaria, hasta el momento en que la física moderna la ha superado absolutamente. De hecho, para la física tradicional, el espacio y el tiempo existen objetivamente, mas de forma independiente de la materia y el movimiento.


Es falso que el espacio tenga un carácter absoluto: únicamente se trata de una propiedad de la materia. De hecho, los objetivos materiales tienen todos dimensiones y extensión; exactamente por representar esta propiedad es que el pensamiento puede realizar la categoría de espacio como abstracción, como generalización de esa característica de la realidad objetiva. Y para medir con precisión esa extensión, se usan las medidas singulares, es decir, ciertos patrones usuales como, por poner un ejemplo, el metro con sus múltiplos y submúltiplos; mas no se deben confundir las medidas usuales del espacio con el tiempo. Así, el espacio no existe como una realidad con independencia de la materia: es una propiedad de la materia.


De igual forma hay que negar que el tiempo exista como una realidad absoluta. Es únicamente una propiedad de la materia; de hecho, los objetos materiales existen en desarrollo y a través de él, duran, continúan en su existencia. Exactamente por tener esa propiedad de la duración es que el pensamiento realiza la categoría de tiempo como abstracción, como generalización de esa categoría común a la realidad objetiva. Y para medir con precisión esa duración se usan las medidas temporales, patrones precisos mas usuales como por servirnos de un ejemplo, la hora con sus múltiplos y submúltiplos.


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es   Internet y Tecnologias 

Está aquí: Inicio > [ INTERNET ] > ıllı Categoría wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas