ıllı Internet y Tecnologías de la Información (2018)

internet, Hosting, dominios, seo, antivirus, banco de imágenes, páginas web, tiendas online

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Internet y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

ıllı Banca de reserva fraccional wiki: info, historia y vídeos

videos internet

salud  Banca de reserva fraccional 


La banca de reserva fraccional o bien de reserva fraccionaria es un sistema bancario en el que estos sostienen solo una fracción del monto de los depósitos de sus clientes del servicio como reserva —ya sea como dinero líquido o bien otros documentos de alta liquidez— teniendo al tiempo la obligación de volver esos depósitos en demanda, o sea, en nuevos préstamos para sus clientes del servicio. El sistema incorporado está basado en el hecho de que los depositantes no acostumbran a demandar sus depósitos al tiempo, ni tampoco todos y cada uno de los prestamistas prestan al tiempo, ni todos y cada uno de los deudores pagan al tiempo. Cuando los bancos prestan cualquier fracción de los fondos recibidos en depósito o bien, generalmente, cuando conceden créditos por un valor superior a sus depósitos, lo que deja es que, en contraste a la banca de reserva cien por ciento que acostumbra a cobrar a sus depositantes, la Banca de reserva fraccional generalmente paga un interés, asemejándose más en este aspecto a la banca de inversión. Este sistema bancario contrasta con el llamado banca de reserva cien por ciento .


Dado su funcionamiento, el sistema expande la cantidad de dinero en circulación —este fenómeno se llama el multiplicador bancario—. En consecuencia, y dada la prevalencia del sistema, el agregado monetario de un país es normalmente mayor que la base monetaria.


El efecto del multiplicador depende de la fracción de depósitos que no sean prestados o bien que sean mantenidos en reserva. Esa fracción consiste en el factor de caja —determinado por las autoridades monetarias del país, generalmente el Banco Central— y las llamadas “reservas extra” mantenidas por resolución del banco en cuestión.


Dado que el sistema implica que la banca comercial actual opera bajo riesgo de insolvencia —cuando se genera una retirada simultánea de fondos— la mayor parte de los países han incorporado un sistema de prestamista de última instancia que es el Estado mismo, que presta dinero a los bancos por medio de los bancos centrales. Es este prestamista de última instancia el que entonces acepta el peligro, trasladando el peligro empresarial a peligro sistémico.


Algunos economistas, de forma notable los partidarios de la escuela austriaca, arguyen que el primordial negocio de la banca de reserva fraccional es la creación de dinero, por norma general criticando este aspecto, puesto que estiman que, debido a un privilegio inexcusable concedido por el estado a la banca, causa deuda y también inflación.


Sin embargo, tal percepción es discutible, entre otras muchas cosas puesto que no hay una definición precisa de dinero. Si admitimos la definición más frecuente (todo medio de pago por norma general aceptado) semeja posible adoptar una situación keynesiana al respecto: la creación de dinero no necesariamente es negativa si ten relación con el incremento de la riqueza o bien lleva a creación de exactamente la misma, que es lo que respalda ese dinero. Sin embargo, esto asimismo es incierto, puesto que el incremento de dinero fiduciario (o bien de sustitutos del dinero) no tiene un efecto real sobre la riqueza, sino más bien únicamente sobre la distribución de exactamente la misma entre los individuos privilegiados por tener ese dinero primeramente, a costa de los que lo reciben más adelante, en el momento en que el mercado recoge la información de la existencia de esos nuevos billetes por medio de un incremento extendido de costes.


La clave definitoria de la reserva fraccional se encuentra en la definición del contrato irregular de depósito que implican las cuentas bancarias o bien cuentas a la vista. Es esencial distinguir los depósitos a plazo fijo -en los que el depositante cede provisionalmente la disponibilidad de su dinero a cambio de una retribución- de las cuentas a la vista, en las que el depositante tiene, teóricamente, en todo instante la capacitad de contar con de manera plena de sus fondos. Por norma general en este sistema los principios del derecho comercial y los términos del contrato solo demandan que el banco disponga de reservas con las que hacer en frente de dicha obligación en el caso de las cuentas a la vista.


El sistema de reserva fraccional puede marchar -y en verdad antedata- a los bancos centrales, trazando su existencia a los primeros bancos que emitieron papel moneda; como son, por poner un ejemplo, los "billetes del banco" de Ámsterdam -comenzando en mil seiscientos nueve- los “billetes o bien letras de cambio comercial” de los “bancos” de los orfebres de oro en la ciudad de Londres -sistema que pervivió en Inglaterra hasta más o menos mil seiscientos cuarenta y nueve- y los “billetes de banco” de Estocolmo en 1656


La situación extrema de lo precedente -ejemplarizada en los EE.UU. a mediados del siglo XIX, periodo conocido como “de banca libre”- se derivó de la proliferación de bancos privados locales o bien regionales ligerísimamente regulados, lo que llevó a una situación que ha sido llamada caótica debido a la existencia de más de 8 mil tipos diferentes de billetes, emitidos por abundantes bancos privados, compañías aseguradoras e inclusive empresas de tren, cada quien con sus depósitos y respaldos mas llamados en dólares estadounidenses. Mas, en la práctica, cuando alguno de esos “bancos” dejaba de marchar, quienes tenían esos billetes perdían todo, pese a que estaban llamados en “moneda legal”.

Una Nota promisoria de mil dólares americanos, emitida por el Segundo Banco de los EE.UU. (privado) - quince de diciembre de mil ochocientos cuarenta (el banco quebró en mil ochocientos cuarenta y uno).

Lo precedente ocasionó el pavor de mil ochocientos treinta y siete y sostuvo el sistema económico estadounidense en crisis hasta mil ochocientos cuarenta y tres. Esa situación -que no fue verdaderamente resuelta en EE.UU. hasta 1913- dio origen a la demanda por un “respaldo de última instancia”. Esto es, un sistema que garantice que un billete llamado, por poner un ejemplo, en dólares estadounidenses, tenga un valor estable y fiable en cualquier instante en los países que utilizan esas divisas como medio de intercambio.


Eso llevó a la aparición de “Bancos Centrales”, instituciones cuya función primordial es -desde este punto de vista- el monopolio de producir moneda -esa solución ya se había incorporado en Inglaterra en mil seiscientos noventa y cuatro, con la cesión del monopolio de imprimir moneda al Banco de Inglaterra -que por su parte es entregada a los bancos privados para su distribución al público-.De esta manera ese Banco Central acepta la responsabilidad de última instancia del respaldo por el valor del billete, cualquiera sea la fortuna del banco particular desde el que algún individuo lo haya adquirido.


Lo precedente quiere decir que el sistema de reserva fraccional adquiere una firmeza mayor que la que otra forma tendría.


En países que históricamente carecen de Banco Central y en consecuencia de "prestamista de última instancia", la carencia de red de seguridad en teoría fuerza a los bancos a proseguir políticas de concesión de crédito considerablemente más restrictivas, con un factor de caja considerablemente más alto. Teóricamente esto querría decir que se crean cortafuegos al peligro sistémico, puesto que ningún banco está a salvo de la quiebra, todos y cada uno de los agentes económicos se resguardan frente al peligro de contraparte y crean amortiguadores que dismuyen el efecto dominó. Las actuaciones de rescate de los prestamistas de última instancia de forma frecuente reemplazan el peligro de contraparte por el peligro sistémico, en tanto que financian sus rescates a través de la inflación monetaria o bien la emisión de deuda, creando peligro divisa en el primer caso y peligro soberano en el segundo.

Este artículo o bien sección precisa referencias que aparezcan en una publicación acreditada.
Puedes informar al articulista primordial pegando lo siguiente en su página de discusión: ~~~~Uso de esta plantilla:

El discute en nuestros días se sostiene vivo merced a los representantes de la escuela austriaca, que conforme a este tema particularmente se pueden dividir en dos: aquellos que defienden una banca libre, con patrón oro y cien por ciento de reservas; y aquellos que defienden una banca libre, con patrón oro, y reserva fraccionaria. El discute brota en torno a su naturaleza moral-legal, y a sus efectos económicos. Los inconvenientes del discute se hallan asimismo en la concepción sobre los diferentes contratos, entre aquéllos que se pueden localizar en general tres: el contrato de depósito clásico; el contrato de préstamo; y el contrato de préstamo a la vista. Este último contrato es el que causa polémica.


Ambas partes coinciden en que es precisa una banca libre, y en la vuelta al patrón oro. Además de esto, las dos partes, en general, semejan coincidir en que en un contrato de depósito sería un delito para el banco hacerse de la disponibilidad del bien depositado, en tanto que la propiedad de este le prosigue perteneciendo al depositante (el banco solo efectúa su custodia); y las dos partes semejan coincidir en que el contrato de préstamo es una enajenación sobre la disponibilidad de los recursos en favor del banco. La diferencia brota en el tercer género de contratos, el préstamo a la vista, que tiene todas y cada una de las peculiaridades del contrato de depósito con salvedad de que la disponibilidad sobre el bien depositado conforme este contrato, es del banco. El discute brota exactamente en la valía de este contrato, y más tarde, en las consecuencias económicas si este contrato es ciertamente válido.


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es   Internet y Tecnologias 

Está aquí: Inicio > [ INTERNET ] > ıllı Banca de reserva fraccional wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas