ıllı Internet y Tecnologías de la Información (2018)

internet, Hosting, dominios, seo, antivirus, banco de imágenes, páginas web, tiendas online

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Internet y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

ıllı Ana wiki: info, historia y vídeos

videos internet

salud  Ana 


Los conjuntos Pro-Ana, como los Pro-Mia, existen desde la década de los noventa, mas se han visto potenciados desde el empleo de internet donde pueden ubicarse sitios, weblogs y foros. Internet se ha transformado en un medio que favorece el desarrollo de las nosologías. A través de el empleo de sitios Pro Ana y Pro Mia se deja abrir simple y sin costo espacios que presentan los trastornos de la conducta alimenticia como un modo de vida, de tal modo que comparten ahí dietas, laxantes, ejercicios o bien aun consejos sobre la manera eficiente de suicidarse si no consiguen tener el cuerpo perfecto. Son en su mayor parte weblogs que aparecen y desaparecen a un ritmo mareante. Día a día es posible localizar nuevos sitios pro-ana y pro-mia.


Existen millones de comunidades virtuales donde los miembros entablan intercambios públicos sobre el tema, en contraste a lo que ocurría en décadas precedentes, como expresan Brotsky y Giles, donde las discusiones sobre anorexia y bulimia no escapaban del consultorio médico y/o siquiátrico.


Algunos sitios Pro-Ana son exclusivos y no dejan el ingreso de nuevos usuarios, en contraste a otras comunidades que si lo hacen diferenciándose de otros espacios de Internet como pueden ser los weblogs. Los sufrimientos de este trastorno alimenticio hallan en estos sitios con reservados para usuarios con membresía un sitio para relacionarse y compartir de manera segura, garantizado por la ausencia de identidad entre los participantes.


Los tópicos en los espacio de discusión repercuten en la temática de el perder peso y la adquisición de un cuerpo perfecto, característica considerada obsesiva, propia de la anorexia inquieta.


En muchos de los sitios Pro-Ana se explicita que la comunidad virtual no está orientada a brindar técnicas para adelgazar, sino están destinadas a individuos que sufren el trastorno, usando una serie de comportamientos orientados a lograr el cuerpo, considerado, ideal. El material que se propaga es de empleo estimulante y práctico, como pueden ser relatos de los implicados, fotografías y material multimedia, como pueden ser audios y videos; asimismo se conforman como conjuntos de apoyo para quienes estén conforme con llevar adelante su Ideología.


Las modelos se convierten en el prototipo de imagen ideal, no solo por el cuerpo, sino más bien asimismo por su integración social; se puede destacar, que dicha imagen cambia conforme el correr del tiempo y el contexto social y cultural.


Activistas Pro-Ana han publicado en sus sitios webs diferentes fundamentaciones que justifican su proceder como su conceptualización de percibir la anorexia como una alternativa socialmente admisible y/o un modo de vida alternativo.


Otros miembros de la comunidad no obstante reconocen la anorexia inquieta como enfermedad, mas han decidido no buscar ayuda ni tratamiento, demandando su derecho al suicidio; en ciertos casos, la Justicia ha intervenido ordenando, la hospitalización apremiante en dependencia de la gravedad del caso.


La anorexia puede ser realmente grave. Los estudios efectuados en múltiples países señalan que entre el cinco y el diez por ciento de los anoréxicos muere. En ciertos casos puede generarse un fallo cardiaco súbito debido a la desnutrición. En muchos otros la muerte se marcha gestando durante meses, o bien aun años.


Las actividades llevadas a cabo por los usuarios Pro-Ana son consideradas dañinas, e inclusive delincuentes por las comunidades médicas y científicas debido al riesgo que representan dichas prácticas cara la vida. Estas conductas han sido objeto de discute legal, e incluso muchos sitios han sido clausurados; distribuidores de servicios internet y las redes sociales han tomado situación activa, contraria, a estas prácticas.


Existen movimientos contra los conjuntos Pro-Ana que se dedican a identificar, reportar y clausurar sitios y weblogs, identificar vídeos de redes como YouTube, y conjuntos de promoción y distribución de información existentes en redes sociales como Fb y Twitter; fomentan apoyo y asistencia para las víctimas de la enfermedad.


Numerosas organizaciones, como The National Eating Disorders Association, The Academy for Eating Disorders, The National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders, se han pronunciado claramente contra este movimiento, puesto que estiman que estimulan y apoyan, falsamente, a potenciales adolescentes bajo riesgo, o bien a personas portadoras clínicas de algún cuadro alimenticio.


Es pertinente aclarar que los trastornos alimenticios son propios de las sociedades industrializadas. Hay una incesante presión ejercida por el contexto social y cultural, el que decreta el sitio que la persona debe ocupar en la sociedad, prometiendo ciertos beneficios a través del ideal de que la persona delgada cuenta con mayores posibilidades de lograr el éxito, tanto a nivel laboral, de pareja, etc.


En tal sentido el papel de la conducta social es principal. El modelo ideal de figura y peso, tal y como se lo promociona hoy en día, atenta contra la salud, por demandar un peso que no puede, ni debe, ser alcanzado.


La sociedad es quien se encarga de comunicar que el papel más esencial del individuo, hombre o bien mujer, es ser físicamente atrayente, observándose que los medios fortalecen esta teoría, insinuando que la totalidad del ser se expresa por medio de la imagen anatómico. Esta forma de tiranía impuesta demanda, tanto el atrayente físico, como el ahínco para conseguirlo; es la manera moderna de dominación de la sociedad sobre el cuerpo.


Se ejercitan fuertes intereses socioeconómicos en el “culto al cuerpo”, bajo la imagen de dietas que trabajan como “vendedores de ilusiones”, en un planeta que plantea pocas opciones alternativas para una vida más plena. David Gardner, de la Universidad de la ciudad de Toronto, destaca que el número de artículos que son publicados en gacetas, y que refieren a dietas, se han aumentado en un setenta por ciento en los últimos diez años.Estudios han revelado que, publicaciones destinadas al público femenino, venden hasta siete mil ejemplares más si es citada la palabra dietas en tapa.


Además de las causas sociales, se consideran esenciales las biológicas y las familiares. Entre las causas biológicas que predisponen a la anorexia, está la vulnerabilidad a nivel genético, (disfunción de ciertos neurotransmisores como la serotonina. Conforme ciertos estudios, la deficiencia de ciertos componentes químicos en el cerebro predisponen a ciertas personas a padecer ansiedad, perfeccionismo y comportamientos y pensamientos apremiantes, siendo más frágiles a padecer trastornos alimentarios. Las relaciones problemáticas con las figuras parentales, sobre todo con la madre (dominante), en el caso de la mujer, puede producir anorexia motivada de la necesidad y voluntad de separarse de una relación problemática con la madre. Personas con progenitores sobreprotectores, inflexibles y también ineficaces para solucionar inconvenientes tienden a desarrollar este trastorno. Un reciente estudio concluyó asimismo que las gracietas familiares sobre el peso anatómico y las preocupaciones incesantes a este respecto pronostican lo que desean eludir, las conductas extremas para supervisar el peso.


Trastorno y también identidad


El significado cultural del cuerpo desempeña un papel determinante en la construcción de la identidad de las personas anoréxicas.


Las teorías socioculturales establecen que el ideal estético anatómico propuesto por la sociedad y masificado por los medios, es internalizado por la mayor parte de las mujeres de la cultura occidental debido a la elevada dependencia existente entre autoestima y atrayente físico. Dubar define la identidad como una construcción social y activa, la que se relaciona con la historia de vida del individuo y remite a la dimensión del reconocimiento, del “pertenecer” y de la identificación.


La imagen anatómico ideal plasma, en sí, los valores, opiniones y cánones estéticos que fomenta cada sociedad; de tal modo, que las últimas décadas del siglo veinte y el inicio del siglo veintiuno se han caracterizado por un culto total al cuerpo. Dicha imagen, se halla de manera estrecha relacionado con el ser deseadas, envidiadas, tener dinero, fama, buen empleo y ser amadas. Los participantes estiman que todo el ahínco y sacrificio va a ser, de alguna manera, retribuido. Medina, en su estudio sobre sitios Pro-Ana comprobó que las participantes de ese espacio virtual no exponen sus fotografías personales, probando una admiración por la imagen del otro, implicando que niegan su imagen, considerándose imperfectas y fuera del ideal de belleza deseado.


Estas comunidades virtuales participan del proceso de construcción de lo que es conocido como "cultura identitaria". La reflexión de enfermedad como modo de vida se halla muy presente: el propósito de adelgazar, asociado a la enfermedad, es condenado; no obstante, adelgazar como necesidad estética es considerada una práctica saludable y deseada.


Trastorno y comportamiento


Estudios efectuados en conjuntos de personas que sufren Bulimia y Anorexia han probado una fuerte relación entre la depresión y los trastornos alimenticios, dichos pacientes tienen historias de depresión anteriores al desencadenamiento del trastorno. Es usual que muchos de ellos abandonen su estado depresivo solo normalizando la ingesta y alcanzando el peso anatómico normal. La depresión es un efecto natural de la limitación alimenticia. Se calcula que ciertos pacientes con depresión favorecen el desarrollo de un trastornos alimenticios como un mecanismo sicológico para regular los estados anímicos.


La tendencia cara el perfeccionamiento es bastante común en jóvenes con trastornos alimenticios, perfeccionamiento apartado cara el peso corporal: lograr la perfección es sostener el cuerpo ideal a cualquier costo. Este principio es, en sí, inalcanzable; el peso se transforma en el área donde el sujeto podrá ejercer el dominio demandado, apareciendo la culpa, la ansiedad, el temor y la pérdida de control sobre la nutrición como efecto del descalabro dependiendo del ideal no alcanzado. Confianza y seguridad son los primeros dañados en la carrera por el control del cuerpo ideal. El descalabro a los regímenes no está acompañado de resignación y acostumbramiento, por la parte del individuo, a la realidad del cuerpo, al contrario, fomenta el rechazo a uno mismo.


El carácter del los anoréxicos y bulímicos cambia radicalmente. Está considerablemente más susceptible, más irritable, frecuentemente se siente malhumorado. Además de esto está más triste y decaído, pierde interés por todo cuento le circunda.


Trastorno y género


Los trastornos tienen mayor ocurrencia en mujeres jóvenes. Conforme la Asociación Americana de Obesidad (The Obescity Society), el número de mujeres insatisfechas con su imagen anatómico es del noventa por ciento , dónde más de un cuarenta por ciento de ellas hacen dieta en forma intermitente.


El trastorno asimismo aparece en hombres, entre un cinco por ciento y diez por ciento . Este porcentaje se ha aumentado en los últimos tiempos. Un número significativo de hombres con este trastorno son homosexuales, si bien no implica que sea privativo de ese grupo; se calcula que, culturalmente, no se introducen tantas demandas a los hombres heterosexuales en lo que refiere al cuidado de su representación física.


Entre las usuarias de los sitios Pro-Ana y Pro-Mia se halla un significativo número de pacientes ya diagnosticadas con trastornos alimenticios, entre las que un treinta y cinco con cinco por ciento habían visitado sitios webPro-Ana; de ellas, noventa y seis por ciento aprendió nuevos métodos para perder peso, contra un cuarenta y seis con cuatro por ciento de las visitantes de sitios antianorexia.


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es   Internet y Tecnologias 

Está aquí: Inicio > [ INTERNET ] > ıllı Ana wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas